Gas: esas maravillosas burbujas


Gas acaba con una ‘s’ de sonrisa… y es que las burbujas son divertidas, refrescantes y agradables. Producen un simpático cosquilleo en el paladar, generan el efecto efervescente que le gusta a tanta gente e intensifican el sabor y el aroma de los refrescos. Por eso, aunque hay una enorme variedad de bebidas no carbonatadas, los refrescos con gas siguen siendo muy populares.
Aunque la industria de las bebidas refrescantes innova constantemente para ofrecer distintas opciones que se adapten a las necesidades de los consumidores hay ciertas categorías que se mantienen con el paso de los años dando lugar así a nuevas generaciones que comparten los mismos gustos que sus mayores. Es el caso de los refrescos con burbujas.
.

El gas y las bebidas refrescantes han evolucionado juntos a lo largo de la historia. Los primeros refrescos contenían CO2, por eso, parte de la evolución que ha experimentado el sector ha tenido al gas como uno de sus grandes protagonistas. Así, hoy en día, aunque la oferta de bebidas no carbonatadas se incremente cada año, las bebidas con gas siguen siendo muy populares. Las cifras lo demuestran. En los últimos años, la producción de bebidas refrescantes con gas se ha mantenido en torno a un 85% aproximadamente del total, lo que pone de manifiesto la gran aceptación que tienen.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR