Gaseosa, una bebida refrescante con sello made in spain


Es un refresco típicamente español. La vivacidad de las burbujas, sus matices cítricos y su acidez moderada conquistaron el paladar de la gente de la época hace ya más de un siglo y la han mantenido hasta hoy como una de las bebidas refrescantes más apreciadas. Es fresca, ligera y auténticamente baja en calorías, pues contiene menos de una caloría por cada 100 mililitros.
La gaseosa fue uno de los refrescos pioneros en España. Supuso una auténtica revolución en el mercado de las bebidas porque el anhídrido carbónico que incorporaba hacía disfrutar de cada vaso de una forma desconocida hasta el momento. Por eso, no tardó en convertirse en un hábito presente en el día a día de la mayoría de las familias de la época.
.
Se trata de un refresco con mucha tradición en España. Se comenzó a fabricar a gran escala a comienzos del siglo XX y se popularizó a partir de los años 50. En esa época era frecuente que en cada provincia hubiese fabricantes locales de gaseosa que abastecían a la comarca de esa novedosa bebida que hacía cosquillas en el paladar y que estaba siempre presente en las mesas a la hora de comer.
.
Esta bebida refrescante se caracteriza sobre todo por un sabor que mezcla una ligera acidez con toques cítricos y un suave sabor a lima que deja una refrescante sensación en el paladar. Sus propiedades organolépticas hacen de ella una bebida muy apropiada para tomar tanto sola como en forma de acompañante de otras, ya que potencia el sabor y el aroma y aporta un toque de frescura.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR